Sahifa fully responsive WordPress News, Magazine, Newspaper, and blog ThemeForest one of the most versatile website themes in the world.

Jardines de Paz

Es difícil, no te voy a mentir. Yo mismo lo intenté todo, desde no permitirme estar ni un segundo solo, hasta asistir a sesiones de reiki y la verdad es que el proceso del duelo, es muy diferente para cada persona.

El luto, se lleva de forma distinta. No es un mismo dolor, pero si implica lo mismo de todos nosotros, asumir que la vida continúa y por imposible que nos parezca, eventualmente podremos hacerlo.

Dentro de las mil y un formas que intenté para dejar de llorar y lograr conciliar el sueño, la mejor fue hacerme mejor amigo del agua. ¿Cómo llegué a algo tan básico pero tan efectivo?

Mi hermano, me dio un libro con el que esperó que despejara mi mente. En él, resaltaban cómo el agua, un elemento natural, básico y supremamente necesario, ayudaba a los seres humanos a sentirse tranquilos. Varios estudios se mencionaban y todos llegaban a la conclusión más obvia y a la vez ignorada de todas. Somos agua, provenimos del agua y por tanto el agua es un elemento propio de nosotros y nos hace sentir tranquilos.

Por ejemplo, el vientre materno. En medio de líquidos y de sustancias que nos permiten desarrollarnos en un ambiente seguro; otro ejemplo más vivencial y consciente podría ser el mar. El oleaje, el sonido, los colores, se unen y forman un cúmulo de características que nos dan la sensación de tranquilidad.

El biólogo Wallace J. Nichols, autor del libro que leí, está convencido de los efectos positivos del agua, entre los cuales mencionaba: la posibilidad de hacernos entrar a un estado meditativo con facilidad, incitar nuestra creatividad, inspiración y relajación. Así mismo, nos asombra con su magnitud y vastas extensiones, despertando en cada uno de nosotros un sentimiento de humildad y por último pero no menos importante, está comprobado que con la exposición que tenemos a iones positivos que emiten los aparatos electrónicos, los iones negativos que se liberan a la atmósfera en tormentas, cascadas y océanos nos ayudan a oxigenarnos y por tanto a relajarnos.

Así que en ese momento me di cuenta, que lo mejor era rodearme de agua… A ella, le gustaban las fuentes que decoran la casa y en un momento de lucidez, las acomodé, llené con agua reutilizable y las encendí todas al tiempo. También disfrutaba de aguas aromáticas y bebidas calientes o de poner música de relajación con el sonido del agua. Pero lo mejor, era una ducha. Era impresionante para mí darme cuenta que me había vuelto como una planta que está muy seca y que tan pronto le dan agua, revive.

Ese era yo, seco internamente, y luego con un poco de agua, revivía.

Y a medida que más me adentraba en el libro, más conciencia tuve sobre la importancia del agua.

¿Cómo me sentiría si aquel elixir calmante, desapareciera? Y fue allí cuando lo entendí. Tenía que encontrar algo que me ayudara a seguir adelante con mi vida. En pocas palabras salvar el agua.

Empecé a investigar, a ahorrar y a hablar con las personas sobre lo que aprendía.

No sólo se trata de cerrar las llaves, si no de ver qué tan eficiente puede ser el consumo de pocas cantidades de agua. Reutilizar agua que a veces no fue utilizada de manera apropiada. Por ejemplo al encender la ducha poner un balde para recolectar agua y con ella regar las plantas.  O tener gel anti-bacterial para el lavado de manos constante. Pequeños cambios que pueden generar resultados a gran escala.

Así mismo, disminuir tiempo de las duchas, tratar con mayor prontitud fugas o escapes de agua, evitar las espumas y no botar basura a corrientes hídricas o en el inodoro.

Y recordar además que no es opcional el cambio de actitud frente al uso racional y cuidado del agua, sino una obligación, porque el cambio climático y los problemas ambientales se deben contrarrestar pronto para poder lograr la supervivencia de las especies.

 

Jardines de Paz – Laura Puentes

martes marzo 19, 2019

Cómo el agua salvó mi vida

Es difícil, no te voy a mentir. Yo mismo lo intenté todo, desde no permitirme estar ni un segundo solo, hasta asistir a sesiones de reiki […]
martes agosto 14, 2018

La vida: finita y hermosa oportunidad

Es propio de la vida planear un futuro, ¿qué queremos ser o hacer?:  el estudio, la familia, viajes, un compromiso menor o mayor sobre lo que […]
jueves julio 27, 2017

La historia de Manuel

La Historia de Manuel de creer en muchas de las cosas que solía luego de que ella falleciera. Para mí era como un espejismo, un universo […]
miércoles marzo 22, 2017

LA MÚSICA COMO HERRAMIENTA PARA ALIVIAR EL DOLOR DEL DUELO

  De la misma manera en que nos conectamos con las historias ajenas por asociación de ideas, nos ocurre con las historias que nos cuentan las […]